La CSUTCB llevó adelante su pre cumbre por la Tierra y el Territorio

(APC - Bolivia) En un conocido  hotel de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra se  llevó adelante , el pasado 2 y 3 de los presentes , el “Encuentro Regional Preparatorio hacia la Cumbre Nacional de Tierra y Territorio, Producción y Soberanía Alimentaria” que fue convocado por la Comisión de Tierra y Territorio y Ley fundamental del Comité Ejecutivo Nacional,  de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB),  dando cumplimiento al mandato del XIV Magno Congreso Ordinario Nacional.

Este encuentro reunió a dirigentas y dirigentes el movimiento campesino de los departamentos de Pando, Beni y Santa Cruz, afiliados a la organización matriz. 

“Este encuentro regional es un espacio preparatorio para definir los ejes temáticos de la cumbre por la tierra y territorio; y también, analizar la  problemática de tierra que tienen nuestros hermanos de  las tierras Bajas”, dijo  Mario Chambi, presidente de la Comisión Tierra Territorio de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia. 

Este encuentro sirvió para  debatir diferentes propuestas y demandas que tiene el sector campesino del oriente Boliviano. Un tema crucial, que fue muy debatido,  fue la dotación y titulación de tierra para nuevos asentamientos. Además, se evaluó el trabajo de algunos personeros del INRA.

 Algunos dirigentes, especialmente los del Beni y Santa Cruz, mostraron su preocupación porque estos últimos días se ha empezando una campaña mediática que intenta mostrar al campesino como avasallador.

“Avasalladores son los menonitas, los extranjeros que vienen y se asientan en tierras fiscales o que compran tierras a través de palos blancos a menos de 50 kilómetros de la frontera, cosa que está prohibida” expresó Primitivo Condori, quién es dirigente de la Central Sindical Campesina de Santa José de Chiquitos. 

Por su parte el Secretario Ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, Benigno Vargas, mostró su preocupación porque se quiere aprobar una ley que castiga con cárcel a los avasalladores sin previo consenso con el  movimiento campesino